Dos nuevas sentencias a favor de la dación en pago en Madrid y en Lleida

Los jueces españoles son cada vez más reacios a continuar con la ejecución de la deuda pendiente (principalmente costas e intereses desproporcionados) después de un procedimiento de ejecución hipotecaria y por tanto en este caso, de nuevo, han obligado al banco a adjudicarse el piso a la cantidad pendiente de hipoteca, costas e intereses. Los bancos afectados son el Banco Pastor en Lleida y Bankia en Madrid. Enhorabuena a los letrados, jueces y a los ciudadanos que han podido salvarse de la ruina.

 


 

 

 

 

Y ahora una pregunta para reflexionar:

 

¿por qué los Letrados de las entidades financieras que ejecutan las hipotecas no renuncian a cobrar las costas procesales desproporcionadas que aplican?

Esta primera noticia publicada en el diario el País el pasado día 16 de enero,  es contra el Banco Pastor:

 

“Un juzgado de Lleida ha impedido a un banco embargar el salario y las propiedades a dos hermanos marroquíes que se hipotecaron en 2005 para comprar un piso y lo perdieron al no poder pagar las cuotas cuatro años después.

El Banco Pastor, que se adjudicó la vivienda en una subasta por el 50% del valor de tasación, (ahora es el 60 %) les reclamaba 66.000 euros que, supuestamente, debían una vez entregadas las llaves. El decreto, que considera saldada la deuda, señala a los bancos como responsables de la crisis inmobiliaria y se pregunta si no deberían soportar las entidades bancarias parte del descenso que se ha producido en el precio de los pisos. El banco ha recurrido la resolución, dictada el pasado 29 de diciembre.

 El decreto asume las conclusiones de dos resoluciones de las audiencias de Navarra y Girona favorables a aceptar la dación en pago, es decir, que la entrega del piso liquide la deuda. El propio banco “incorpora en su patrimonio un inmueble que él ha tasado libremente, pero ahora le computa un precio muy inferior a esa valoración”, razona el escrito.

El Banco Pastor tasó el piso en 219.000 euros en 2005, pero se lo adjudicó por la mitad (109.000 euros) unos años después. La diferencia entre esa cantidad y la deuda hipotecaria (más intereses, costas y gastos del procedimiento) es lo que el banco sigue reclamando. Como en el caso de las audiencias de Girona y Navarra, la resolución califica de “abuso de derecho” y “enriquecimiento injusto” las intenciones de la entidad.

La resolución no niega que el valor del piso sea ahora menor, pero argumenta que la carga de esa rebaja no debe recaer sobre las personas que contrataron las hipotecas en época de bonanza. “El panorama económico de 2011 no tiene nada que ver con el de 2006, 2007 y 2008, cuando la crisis era incipiente”, dice el decreto. “Seguramente, el inmueble tiene ahora un valor de mercado inferior al precio pactado, ¿pero es justo que el deudor sufra todas las consecuencias de este descenso?”, se pregunta. “¿No sería más justo que las entidades también soportasen una parte?”, continúa. El juzgado acaba culpando a los bancos de la actual situación: “Los economistas están de acuerdo en considerar que las pérdidas de valor de los inmuebles las han provocado las propias entidades financieras con su mala gestión”.”

 

Esta noticia se ha publicado hoy y ha afectado a la entidad financiera Bankia:

 

El juzgado de instrucción número tres de Torrejón de Ardoz, en Madrid, ha declarado saldada la deuda que tenía un ciudadano con Bankia al no poder pagar la hipoteca y quedarse el banco con la vivienda.

El juez Carmelo Jiménez, atendiendo a la crisis económica excepcional que vivimos, considera que es injusto que los ciudadanos tengan que pagar siempre por el resultado de la especulación inmobiliaria y en este caso tenga que devolver el dinero del préstamo cuando no pueden hacer frente a la hipoteca mientras el banco se queda con todo, vivienda incluida.

La resolución del juez vierte una crítica importante a la posición adoptada por las entidades financieras que han valorado artificiosamente las viviendas propiciando con ello la denominada burbuja inmobiliaria y en consecuenciahaciendo tambalearse al sistema económico.

Esta resolución judicial no es la primera que se produce en España porque otros tribunales como en Navarra o Girona han adoptado decisiones similares pero si aporta una notable reflexión critica sobre los verdaderos autores de la crisis económica y la indefensión del ciudadano ante las entidades financieras.” CadenaSer.com

 

 

U2- One

 

 

 

 

 

Artículos relacionados :

Subscríbete

2 Comments
  1. 23 enero, 2012
  2. 14 abril, 2013

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *