Promedibe presenta concurso de acreedores por agotamiento de la banca

La banca ya no puede refinanciar más a empresas prácticamente sin actividad. Las refinanciaciones realizadas en 2009 están comenzando a fallar. Con esos acuerdos no había una remoción real de la insolvencia y ahora se demuestra que tal vez hubiese sido mejor para todos los agentes económicos de estas empresas haber reconocido antes el estado de insolvencia definitiva.

 

 


 

 

“La compañía que fundaron en 2006 Inbesós y Tompla ha promovido edificios residenciales en Sant Cugat y Sant Quirze del Vallès.

Promedibe, la promotora que en 1996 fundaron la antigua inmobiliaria Inbesós y el fabricante de sobres Tompla, ha presentado concurso voluntario de acreedores con una deuda de 62 millones de euros. El concurso ha sido declarado por el Juzgado Mercantil número 2 de Barcelona, que dirige José Maria Ribelles
La promotora con sede en Barcelona ha realizado promociones residenciales en Sant Cugat y Sant Quirze del Vallès. Según datos del Registro Mercantil, en los últimos años ha registrado pérdidas. Cerró 2008 con unos números rojos de 1,7 millones; en 2009 se elevaron a 4,8 millones, y en 2010, las pérdidas fueron de 3,77 millones.

Según fuentes jurídicas, los principales acreedores de Promedibe son BBVA y Santander. El resto de los 62 millones está diluido entre numerosos acreedores.

La promotora sigue en activo y no había presentado situación de insolvencia previa a la presentación del concurso voluntario, que fue declarado el pasado 16 de febrero. Sin embargo, sí presentó situación de insolvencia a finales de 2009 y logró esquivar la suspensión de pagos refinanciando la deuda con la banca. Los acuerdos no fueron suficientes y finalmente se ha visto abocada al concurso.

Nyesa, la antigua Inbesós, explica que ya no tiene ninguna participación en Promedibe, que según el Registro Mercantil, está controlada por Sociedad Anónima de Promoción y Ediciones, con sede en Madrid, vinculada a Tompla.

Nyesa
Una de las fundadoras de Promedibe, la antigua Inbesós (hoy Nyesa), también ha presentado concurso de acreedores este mes. La inmobiliaria aragonesa agotó el plazo que otorga el preconcurso y entró en los juzgados mercantiles con 570 millones de deuda.

Nyesa logró convencer a la CNMV y al titular del Juzgado Mercantil número 1 de Zaragoza de que estaba muy cerca de lograr un acuerdo con la banca. Tanto el organismo regulador como el juez ampliaron el plazo de negociación para evitar una suspensión de pagos de estas dimensiones y, casi un mes después, el concurso todavía no ha sido declarado.

Fuentes cercanas explican que el juez ha otorgado como plazo máximo el 1 de marzo para que la compañía cierre un acuerdo definitivo con la banca. De no ser así, esta semana podría declarar el concurso oficialmente.”

 

The Strokes- Someday

 

 

Artículos relacionados :

Subscríbete

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *