La banca pretende “suavizar” su imagen con el Código de Buenas Prácticas y la dación en pago

Ya son varios los artículos que leído estos últimos días sobre el intento por parte de la banca de hacernos creer que hacen todo lo posible por colaborar en las reestructuraciones de deuda extrajudiciales con los particulares.

 

 

 

 


 

 

 

No podemos estar en más en desacuerdo con esas manifestaciones realizadas en diferentes medios de comunicación.

Los bancos afirman que  aplican la dación en pago asiduamente a familias en riesgo de exclusión. Pues esto es totalmente falso.

La dación en pago o adjudicación de activos inmobiliarios, únicamente se ha aplicado de manera masiva con algunos promotores inmobiliarios (principalmente los grandes promotores, olvidándose de los pequeños, ya que éstos avalaban con su propio patrimonio) y no todas las entidades financieras han adquirido estos activos voluntariamente.

Solamente de manera muy excepcional, se han adjudicado en dación en pago algunas viviendas de ciudadanos extranjeros, porque la banca es consciente que la situación de arraigo en España es mucho menor y las posibilidades de cobrar el crédito son prácticamente imposibles. Algunos ciudadanos españoles han entregado la vivienda en dación en pago, pero son una auténtica minoría y solamente lo han aceptado algunas entidades financieras.

 

¿Cómo actúa la banca en la actualidad?

 

De momento, no disponemos información para valorar la aplicación del Código de Buenas Prácticas por parte de los bancos. Es cierto que la mayoría se ha adherido, pero los requisitos para que una familia pueda solicitarlo, son muy difíciles de cumplir en su totalidad.

Lo que sí podemos afirmar, es que la mayoría de los bancos siguen ninguneando a las familias en los procesos de negociación extrajudicial, en cambio observamos una mejoría en las negociaciones dentro de un proceso concursal de personas físicas, (bancos que anteriormente no se adherían a nuestras propuestas de convenio, comienzan a realizar contrapropuestas y a dedicar más recursos humanos internos para solventar estas reestructuraciones de deuda no hipotecaria).

Bancos que están colaborando últimamente en estas negociaciones son: Santander, BBVA, CX CatalunyaCaixa, ING y Banesto.

Sin embargo, entidades que están impidiendo negociaciones con particulares son : CaixaBank, Bankia, Banc Sabadell y  BMN (Penedés), entre muchos otros.

En resumen, los bancos no dedican los recursos humanos necesarios para atender la implosión de morosidad actual y no aportan soluciones extrajudiciales, que con empresas en dificultades están funcionando. Esta situación provoca que la familia acuda al Juzgado a solicitar concurso de acreedores con el fin de intentar que los bancos dentro del procedimiento, se pronuncien sobre las propuestas presentadas por la familia deudora.

Estas situación pone de manifiesto que sería necesario crear un procedimiento extrajudicial especial para familias en dificultades (previo al concurso de acreedores), que obligue a los bancos a acudir al mismo y pronunciarse sobre las propuestas presentadas. Como mínimo, que se presenten y opinen… y dejen su prepotencia para otros menesteres.

 

 

U2- walk on

 

Artículos relacionados :



Deje un comentario

* Nombre, Email y Comentario son campos obligatorios

Carlos Guerrero

Social Links

Suscripción por E-mail

Enter your email address:

FaceBook

Twitter: guerrerocg

Categorías