La banca oculta morosidad al refinanciar préstamos impagables de particulares y empresas según el FMI

El FMI alerta del riesgo de morosidad oculta en los bancos españoles según publica hoy el diario El PAIS. Tampoco están descubriendo nada del otro mundo. Cualquier ciudadano o empresario con deudas refinanciadas, sabe perfectamente que la deuda que actualmente está refinanciando es impagable al 100 %. En breve los bancos deberán aceptar quitas del principal de la deuda de manera generalizada.

El problema se encuentra en la propia banca que no quiere asumir y reconocer que han concedido créditos de manera negligente e irresponsable. Esta huída hacia adelante obliga que estén ocultando morosidad con refinanciaciones inadmisibles, que todavía no se entiende que el supervisor actúe con contundencia. Y aquí también incluimos a los bancos pequeños y grandes, no son únicamente las cajas de ahorro.

Pues bien, el FMI ya no se cree el mantra “España no es Grecia”. Y esto es muy grave.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Las conclusiones preliminares del informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre el sector financiero español contienen una carga de profundidad que ha pasado inadvertida. Los técnicos del organismo alertan del riesgo de una morosidad “oculta” debido a la tolerancia de bancos y cajas con las refinanciaciones. Fuentes financieras admiten que una de las preocupaciones internacionales es que fuera del perímetro de activos tóxicos haya más morosidad de la declarada y, por tanto, unos balances menos saneados.

El informe original en inglés utiliza un duro término para referirse a ese mayor riesgo de crédito que el reconocido: habla de que esa indulgencia de los bancos puede haber enmascarado u ocultado(masked) el verdadero riesgo de crédito de la banca. La traducción española difundida por el Ministerio de Economía, sin embargo, suavizó ese mensaje y tradujo ese “ocultado” por “impedido apreciar”, lo que ha contribuido a que la advertencia del Fondo pasase inadvertida.

Una forma de retrasar los problemas por parte de las entidades financieras ha sido la de refinanciar préstamos a particulares y empresas que no pueden pagarlos. En la medida en que se les concede un nuevo crédito y su obligación de pago se difiere, no aparecen como morosos, pero probablemente no se les habrían concedido los nuevos préstamos de no existir los antiguos a los que no habrían podido hacer frente sin la refinanciación.

El Banco de España trata de evitar el abuso de esas refinanciacionesque intentan evitar la morosidad, pero no hay datos al respecto, lo cual alimenta las sospechas del Fondo Monetario Internacional y de los inversores internacionales. Lo que señala el informe del Fondo es que el impacto de la tolerancia de las entidades “no ha podido ser recogido plenamente en la prueba de resistencia debido a la falta de datos y esto puede haber ocultado la dimensión del riesgo de crédito en algunas entidades”.

Los técnicos del Fondo admiten en sus conclusiones que este problema es “algo que las autoridades supervisoras señalan está siendo vigilado de cerca”. Fuentes financieras, sin embargo, señalan que entre los inversores hay preocupación acerca de que esta vigilancia no esté siendo la suficiente.

Lo que da a entender el FMI es que los resultados de su prueba de resistencia, suspendida por 10 entidades (aunque solo dos de ellas siguen sin haber sido adquiridas o nacionalizadas), podrían haber sido peores de haber contado con información sobre esas refinanciaciones artificiales.(…)” El PAIS.

 

 

 

 

Artículos relacionados :



Deje un comentario

* Nombre, Email y Comentario son campos obligatorios

Carlos Guerrero

Social Links

Suscripción por E-mail

Enter your email address:

FaceBook

Categorías