¿Qué hacer después de acabar la carrera de Derecho?

Son numerosos los e-mails que recibo de estudiantes de Derecho (la mayoría de 3º de grado) o de abogados recién licenciados, que me piden consejo u orientación sobre el camino a seguir después de finalizar la carrera. Trabajar por cuenta ajena, emprender o dedicarse a otra cosa tal y como está el sector legal.

Llevo dándole vueltas en escribir algo sobre este tema desde que acudí a la Universidad de Granada a impartir una charla a sus estudiantes de Derecho. Recibo muchos e-mails y procuro contestar a todos, aunque a veces más tarde de lo aconsejable. Desde aquí mis disculpas a todos los que me habéis escrito y no he podido contestar todavía.

 

 


 

 

 

Por eso escribo este post, para intentar crear un foro de discusión y debate sobre estas cuestiones y para que me ayudéis a plantear alternativas e intentar mitigar su incertidumbre. Aunque a mi me guste la incertidumbre.

En un próximo post, un experto en recursos humanos nos dará su visión y contestará estas y muchas otras cuestiones que podáis plantear en os comentarios de esta entrada. Yo también aportaré mi opinión contestando comentarios y en otro post que ya estoy redactando.

Para comenzar a debatir las cuestiones que iré planteando en una serie de posts, comienzo dos temas planteados por dos estudiantes,

Máster acceso a la abogacía y financiación

¿Crees que es rentable un master de acceso a la abogacía + global business law en una escuela de negocios de reconocido prestigio?

El problema es que me endeudaré con préstamo de 30.000 euros que deberé pagar cuando comience a trabajar.” 

¿Qué especialidad del derecho aconsejarías?

“¿Qué especialidad seguir dentro del derecho mercantil?

¿Estudio un Máster full time o sigo trabajando de becario en un despacho de abogados?

Mi opinión me la reservo para dentro de unos días, primero quiero leer vuestros comentarios.

¿Me ayudas a contestar? ¿Qué recomendarías hacer?”

 

 

 

Artículos relacionados :



34 Comentarios

06 / 07 / 2013

1- Dicho master unicamente es “rentable” en la medida en la que asegure conseguir entrar en un gran despacho con una remuneracion suficiente como para afrontar el préstamo que ahora tienes. Por lo tanto, entiendo que solo es recomendable si buscas un determinado estilo de despacho.

2-Antes que escoger una especialidad del derecho mercantil, como M&A, propiedad industrial, competencia, etc. yo recomendaría al inicio de la carrera pasar por un departamento de mercantil “general” tocando derecho societario, contratación mercantil de todo tipo (agencia, disttibución, seguros, etc.), e incluso procesal, e ir tocando pequeños temas más especializados. De esta forma es posible ver un poco de todo y después elegir. Un consejo de mi propia experiencia: No es lo mismo estudiar derecho societario (durante la carrera me encantó) que trabajar en derecho societario (me pareció aburrido y repetitivo).

3- Depende. Si quieres entrar en un despacho grande o una BIG4 es muy recomendable intentar hacer practicas allí durante el master. No obstante, hay master que tienen que ser Full Time si o si y son muy buenos ( MAJE del Instituto de Empresa sin ir mas lejos). Es cuestión de gustos, pero la experiencia es un factor mas a tener en cuenta.

06 / 07 / 2013

Yo les aconsejaría que justo antes/después de terminar la carrera realizaran un proceso de coaching, a fin de mejorar su auto conocimiento. Es una de las mejores herramientas para gestionar nuestra carrera profesional que, desgraciadamente, acostumbramos a descubrir demasiado tarde.

Es altamente probable que el proceso de coaching les ayude mucho a decidir cual es la salida profesional que mejor se adapta a sus intereses, y también a sus capacidades.

Que no se fijen únicamente en el ejercicio de la abogacía entendido tradicionalmente ya que, hoy en día, hay infinidad de salidas profesionales relacionadas con el sector que tienen mucho futuro y recorrido: mediación, gerencia de despachos, marketing jurídico, community manager, gestor del conocimiento, project manager, etc.

Y si están dispuestos a ejercer como abogados que aprovechen el coaching para valorar conscientemente en su caso qué les conviene mas: si comenzar por el máster o por las pasantías.

06 / 07 / 2013

Hola Carlos, en primer lugar, debo felicitarte por tu iniciativa. Creo que, a través de este post, puedes ayudar a muchos estudiantes indecisos a escoger un camino tras finalizar sus estudios de Derecho. A nadie se le escapa que nuestro país no está atravesando su mejor momento en lo que al mercado laboral se refiere y, en este caso, nuestros jóvenes, desgraciadamente se llevan la peor parte.

En segundo lugar, decir que no existe una única respuesta para las cuestiones que planteas. La carrera de Derecho abre muchas puertas y las salidas son innumerables. Habrá opiniones para todos los gustos y, en este sentido, creo que sería interesante que seamos muchos los que participemos y demos nuestra opinión. Cuantos más comentarios aportemos, más ideas les brindaremos a los que ahora necesitan tan preciada información.

En cuanto a mi opinión, voy a contestar a la cuestión general que planteas sobre qué hacer una vez finalizada la carrera de Derecho. Considero que en la abogacía la experiencia es vital. Es obvio que los abogados debemos contar con unos conocimientos teóricos sólidos, pero no es menos cierto, que esos conocimientos no sirven de mucho si no los ponemos en práctica pronto. Creo que es muy importante que empecemos a experimentar con el Derecho lo antes posible. Pisar los Juzgados, una Comisaria, ver cómo funcionan los despachos desde dentro, tratar con personas con problemas reales, son cosas que no podremos hacer en la facultad. Muchos de los que hoy ejercemos la abogacía, nos hemos formado en el turno de oficio o tras una larga pasantía en un despacho. Es ahí donde nos hemos curtido, donde nos hemos convertido en verdaderos profesionales. Por esta razón, creo que la experiencia y la práctica resultan fundamentales.

Una buena opción sería trabajar como becario en algún despacho mientras realizas un Máster a tiempo parcial. En mi caso concreto, empecé a trabajar en un despacho de abogados desde que obtuve mi Licenciatura en Derecho. Mientras aprendía de los veteranos, estudiaba mi especialidad en la Escuela de Prácticas Jurídicas por las tardes. Fueron dos años muy intensos y el esfuerzo fue enorme, pero valió la pena. Asistir a la Escuela de Prácticas Jurídicas me aportó algo, pero fue en el despacho donde aprendí a ser abogada.

Finalmente, me gustaría enviar un mensaje de ánimo al estudiante de Derecho ante el oscuro panorama que asola a nuestro país. La teoría y la práctica son solo dos de los ingredientes necesarios para ejercer la abogacía. Existe un tercer ingrediente, la voluntad. Lucha por tus sueños y no dejes que te invada el pesimismo. Te deseo el mayor de los éxitos en tu futuro laboral.

06 / 07 / 2013

Tal y como señala Francisco, la carrera de Derecho tiene muchas salidas, algunas poco conocidas pero muy interesantes. La abogacía se hace cada día más internacional y crece la demanda de servicios de traducción jurídica especializada. Si te gustan y se te dan bien los idiomas, platearse un futuro profesional en el campo de la traducción jurídica puede ser una opción a considerar. Lo digo por experiencia.

Un abrazo y gracias a Carlos por abrir este interesante debate.

Fernando.

06 / 07 / 2013

Muy buenas noches a todos:

En primer lugar quiero como siempre agradecer a Carlos el hecho de abrir este “foro” de debate.

Yo soy uno de esos estudiantes que acabó la carrera de derecho el año pasado y que mientras acababa la de administración de empresa decidió hacer un master especializado en propiedad industrial. En la actualidad, tengo ofertas de trabajo para el año próximo por lo que me considero un afortunado, pero creo que mi caso es algo raro por lo que voy a exponer dos o tres ideas que considero de gran importancia.

- En primer lugar, creo que en la actualidad, la oportunidad de formarse no debe rechazarse por lo que apoyo a todo el mundo que quiera dedicarse al derecho a que realice el master a la abogacía pero creo que no se debe hacer un gran desembolso si no se tiene el dinero. La explicación es simple, si la diferencia salarial entre un puesto que conseguirías en un master caro y uno normal no amortiza el coste del master en tres años, no merece la pena. Creo que en este momento lo importante son las oportunidades para trabajar ( que son escasas) y salvo contadas excepciones los masteres de gran cuantía está sobrevalorados.

-Por otro lado, los 22 o 23 años es un momento perfecto para probar cosas nuevas, es el momento de equivocarse y levantarse y creo que es una etapa perfecta para probar con el emprendimiento. Y con emprendimiento no me refiero a esta corriente de vende humos que está ahora tan de moda sino a probar suerte entrando en una start-up pequeña que ya esté en funcionamiento o incluso empezar un proyecto viable con un equipo que quiera sacrificar parte de su tiempo (o todo) en un negocio común. Es una forma de aprender más a trompicones porque se aprende más de los errores que de las victorias y ver las cosas totalmente de nuevas no es fácil pero creo que además de aportar a un curriculum ayuda a madurar y a aceptar responsabilidades de forma concreta.

- Por último, y después de haber soltado una parrafada, creo que lo fundamental en este punto no es tener claro lo que quieres hacer con tu vida (porque es una cosa que muy pocas veces pasa) sino tener claro lo que NO quieres hacer o a lo que no te quieres dedicar. Me parece fundamental preguntar a gente que ya esté trabajando en las distintas áreas el tipo de trabajo que se realiza, la intensidad e incluso las competencias que se pueden adquirir en un corto plazo para poder decantarte por una oportunidad u otra.

Mi conclusión es simple, no tener prisa por tener un poder adquisitivo alto y no tener miedo frente a la incertidumbre de un puesto diferente o una oportunidad.

Con esfuerzo y teniendo como meta ser el mejor desempeñando tu tarea cada uno va encontrando su lugar.

06 / 07 / 2013

Soy una de las personas a las que este debate le viene como anillo al dedo. Soy estudiante de la Universitat de Barcelona y este año termino la licenciatura en Derecho. La pregunta del post es una de las preguntas que llevan rondando en mi cabeza durante todo este último curso: ¿qué haré cuando termine?
Después de hablar con compañeros y reflexionarlo en infinidad de ocasiones, he caído en la conclusión de que realizar un máster de especialidad (derecho de familia, derecho concursal, derecho internacional…) es una pérdida de dinero y tiempo. El motivo: cuando los estudiantes terminamos la licenciatura (la mayoría, en mi opinión) no sabemos qué rama del derecho nos gusta. Y considero que esto es algo natural, pues la relación con la realidad ha sido insuficiente o nula (mi caso es el segundo). Así pues, ¿quién me asegura que no cursaré un máster en una materia que creo que me gusta al terminar la carrera y no termine por gustarme dicha materia con el paso de los años?
Consdiero que para poder escoger con cabeza, debemos zambullirnos en el mundo jurídico, explorarlo para ver realmente qué rama nos gusta.

06 / 07 / 2013

Muy buena iniciativa Carlos.
La respuesta depende de si el joven tiene mas o menos decidida la especialidad juridica x la q se decanta. Si tiene algo escogido, un master de cariz practico le dará armas para iniciarse en el ejercicio. Pero hay que asegurarse que se trate de un master practico, y que no sea un quinto curso del graduado en derecho. Si se decanta por el ejecicio profesional ceñido a la intervencion ante los tribunales (en cualquier rama), el hacer practicas en un despacho de abogados multidisciplinar tambien le resultará provechoso, todo y que yo recomiendo que en este caso las practicas se hagan en un despacho de procuradores, donde veran la realidad judicial, pisara juzgados y conocera el dia a dia del proceso.
Espero que mis aportaciones puedan ayudar a los graduados inmediatos o mediatos en derecho, dentro de los cuales se encuentra una de mis hijas, que ha acabado tercero de derecho, y durante este mes de julio está haciendo practicas en un despacho de abogados. Ella dice que le esta yendo muy bien y q esta aprendiendo un montón.

06 / 07 / 2013

Buenos días,

Soy unos de esos estudiantes de 3º de Grado con dudas respecto al futuro en la abogacía y en concreto en la rama del derecho mercantil.

En mis caso personal, trabajo en un bufete desde hace 1 año relacionado con el derecho procesal civil, me gusta mucho mi trabajo y la rama que desempeño, pero me gustaría enfocar o encauzar mi camino hacía el derecho mercantil.

Tras cursar el último curso, haré el máster, dado que estoy trabajando en un bufete, no voy a dedicarme a estudiar el máster en dedicación exclusiva ya que pienso compaginarlo como hasta ahora.

Mi duda es la siguiente, para encauzar mi camino hacia el derecho mercantil, ¿debo estudiar un “buen máster”? o por el contrario, ¿debo estudiar un máster “asequible” en derecho mercantil para ir poco a poco introduciéndome en esta especialidad y una vez cualificado optar a un máster superior?

desde mi punto de vista y poca experiencia, me decanto por la segunda posibilidad, es decir, estudiar primero un máster más general sobre el derecho mercantil e ir cogiendo experiencia poco a poco, para más tarde, hacer un máster más específico y acorde a la especialidad elegida.

Gracias a Carlos por abrir este hilo y ofrecernos la posibilidad de contactar con profesionales jurídicos para obtener respuestas, que los “novatos” difícilmente podríamos obtener.

Bueno Carlos, como lo prometido es deuda, me animo a contar mi experiencia, que para eso tampoco hace tanto tiempo que terminé (o empecé, según se mire…).
Cuando estaba acabando la carrera tenía claro en qué área me quería especializar (Urbanismo) y así me fue mucho más sencillo, ya que antes de terminar ya empezaba a asistir a congresos y jornadas relacionadas con las que poder ir acercándome al mundillo. Una vez terminé, comencé el Máster (fines de semana durante 2 años). No encontré trabajo hasta el segundo año de máster, a pesar de haber empapelado mi ciudad y haberme aplicado en muchas de las páginas de búsqueda de empleo que hay en la red. La oportunidad que me dieron, y teniendo en cuenta la que está cayendo en el país, fue trabajar como prestación de servicios por cuenta propia, con los gastos que ello supone (Colegiación, seguro médico, autónomo…) pero conté con la suerte del apoyo de mis padres en lo económico con lo que poder empezar a caminar y algunos ahorrillos que tenía guardados, ya que durante la carrera también alterné con algún que otro trabajo que me sirviera para sacar las castañas del fuego.
Al terminar el máster, realicé la Escuela de Práctica Jurídica de mi Colegio (ICATF) con el propósito de entrar en las listas del turno de oficio, pero nada más lejos de mis intenciones, para lo que me sirvió fue para conocer a profesores, algunos de los cuales siempre me han seguido tendiendo su mano cuando la he necesitado, y para conocer más de cerca y habituarme a la práctica diaria procesal, algo de lo que hasta ese momento tenía carencias, ya que por cuenta propia no tendrás las mismas oportunidades “judiciales” que trabajando para un gran despacho, aunque en niveles de responsabilidad, estudio y gestión del asunto no creo que desmerezca nada esta opción, que fue la elegida por mí un poco por obligación.
Desde entonces sigo trabajando para la misma empresa, encontrándome muy satisfecho con mi ocupación actual y mi formación académica. Incluso me planteo algún proyecto muy interesante a desarrollar a meses vista, cosa que trabajando para un gran despacho no podría permitirme.
Espero poder aportar mi granito de arena a este interesantísimo debate, ya que es muy común encontrarnos en estos días a muchos estudiantes sin ningún tipo de expectativa ni ilusión al acabar la carrera de Derecho.
Un cordial saludo

06 / 07 / 2013

Felicidades Carlos por tu iniciativa.

Un breve comentario, intentando no repetir lo que otros han dicho, con toda seguridad mejor que yo.

Hay una faceta, que alguno de los que me preceden deja entrever, pero creo necesario explicitar mas

Me refiero a la vocacion, al gusto por lo que haces de forma que te llene lo suficiente, teniendo en cuenta que podemos estar hablando de opciones que condicionen todo un futuro.

Por este motivo, tantear de entre lo que a priori creas que te gusta, que ademas debe servir para ir adquiriendo experiencia, me parece una buena opcion, antes de meterte en gastos que te obliguen a tomar decisiones por obligacion y no por apetencia. Hay sugerencias mas que suficientes entre los que han opinado antes que yo. Gracias y saludos

06 / 07 / 2013

Buenas noches ;)

Especialmente complicado es responder a esta pregunta si has estudiado bajo el nuevo plan de estudios, Grado en Derecho.

Es necesario hacer un máster. Pero, ¿el llamado “máster de acceso al ejercicio de la abogacía”? ¿u es posible otro, que suponga sólo especialización en una materia concreta?

Es necesario, reitero, hacer un máster. Pero, ¿si no vas a ejercer la abogacía también? ¿Es posible opositar (por ejemplo, a judicatura) sin hacer el máster?

Son interrogantes que nadie resuelve con seguridad.

Gracias.

06 / 07 / 2013

Mi recomendación se adelanta al momento de terminar la carrera pues durante ésta creo esencial hacer prácticas para ir decantándote por una especialización e ir conociendo la dinámica de los despachos. Tener cuanto antes mentalidad de PROFESIONAL vs estudiante.

Durante o terminada la licenciatura, y siempre COMPAGINANDO con prácticas o trabajo (si hay suerte) en un despacho (descarto de entrada hacer un master), considero importante ampliar formación en finanzas, marketing, nuevas tecnologías (…), comenzar a gestionar tu marca personal, potenciar el networking y las habilidades comerciales y, por supuesto, idiomas. Hoy el mercado exige un PERFIL MUY COMPLETO del abogado, no sólo con excelente técnica o conocimientos jurídicos, sino con una visión más amplia y práctica del mercado y mundo empresarial, tanto nacional como internacional.

Y, eligiendo un camino u otro, siempre ESFUERZO y ACTITUD POSITIVA para seguir aprendiendo y creciendo personal y profesionalmente.

Ánimo!

06 / 07 / 2013

Buenos días Carlos,

Como me comprometí aqui te dejo mi comentario.

Creo que hay que partir de la base que en la Facultad vamos a prender poco de mucho y mucho de poco, realmente se sale con (real) sensación de no saber nada de nada.

Siendo así, es bastante obvio realizar un máster, para aprender, pues, mucho de algo y especializarse. Pero, no. Sin la práctica, aprender y especializarse es cómo pintar un cuadro con una brocha gorda… Imposible si no eres un virtuoso o un genio. El primer paso que todo estudiante de Derecho deberia hacer es ponerse a trabajar, hacer prácticas, en un mes escaso de trabajo duro se puede aprender mucho más que en un máster, porque aprendes de los errores y ves la vesante práctica durante el dia a dia. Una vez se hayan realizado unas buenas prácticas, se debería cursar un máster, para aprender así a pintar con el pincel y darse cuenta de esas minucias tan importantes que sin haber trabajado codo con codo con esa matéria no hubieras observado jamás.

Por otra parte, con la obligatoriedad el máster en abogacía (Una abominación de máster), el que un estudiante debería pensar es en cómo poderle extraer el máximo beneficio a este. Des de mi opinión, la clave es adelantando las prácticas durante la carrera.

La carrera de Derecho es, sinceramente, muchas veces muy muy aburrida, sin sentido. Memorizaciones eternas y muchas noches en vela por asignaturas que sabes que nunca más verás en tu vida. Y siendo así, has de darte cuenta que cuando el 97% de tus compañeros, irán a clase o no, escucharán, memorizaran y el día de mañana que hubieses sacado un 9 en Romano o un 7 no marcará nunca la diferéncia profesionalmente entre tu y ellos (No estoy haciendo campaña a las malas notas!), has de saber que la universidad es aquel lugar en el que estarás en contacto, quizás, con las personas más brillantes que conocerás en tu vida, que hay infinidad de cosas a hacer, de proyectos a empreder, de maneras de desarrollar tu potenciar, de no estar yendo a clase y memorizando las otras 16 horas del dia…

Yo soy estudiante de 3ro de Derecho, en nada de 4rto. Y des de primero entendí que ir solo a la facultad y estudiar era muy aburrido (Aunque necesario). Hay que aprovechar los recursos que te aporta estar en la facultad. Sin saber como pasé a ser miembro de un club que trabaja con los BIG4 para ayudar a los estudiantes a buscar prácticas y desarrollar aquellas habilidades menos técnicas pero, muy importantes que la Universidad no te enseña, me hize editor en una revisa académica de Derecho y Economía, y finalmente, decidí crear mi propio periódico jurídico (La idea más divertida que he tenido jamás!).

Por otra parte, todo estudiante ha de viajar, viajar mucho, hacer un Erasmus (Yo lo hicé en Bruselas por ejemplo) y despertarse un poco. Hay un gran diferencia entre los estudiantes de Ade-Eco y los de Derecho. Los de Derecho parecen que no salgan de la biblioteca, mientras que los de Ade-Eco salen muchas veces para ver mundo, para emprender y espabilarse. Abrir horizontes, ampliar su campo de visión.

Conclusivamente, mi opinión es que todo estudiante que aún no haya acabado la carrera, busque maneras de desarrollar su potencial, deberian preguntarse que hacer para exprimir el máximo de la universidad y no que hacer al acabar la carrera. El mundo profesional es muy muy grande y la biblioteca muy muy pequeña, se puede aprender muchíssimo más en un café de 1 hora con un profesional del sector que con un mes de lectura de Derecho Constitucional en la biblioteca. Doy fe, mucha fe.

Realmente, creo que todo estudiante que se pregunte ¿Qué hacer después de acabar la carrera de Derecho?, porque realmente no sabe que hacer, es que no ha aprovechado las oportunidades implicitas que la Universidad le brindava. No saber que hacer porque tiene tantas cosas que puedo hacer, tantas oportunidades y tantas salidas que se ha abierto, esa es para mí una “jubilación” en la universidad de Matrícula de Honor.

Si eres estudiante de Derecho, antes de pensar qué hacer después de acabar la carrera, por favor, piensa que puedes hacer antes de acabarla (Aparte de ir a clase y memorizar)

Saludos! Y felicidades por la buena iniciativa, Carlos!

Alexander Salvador.

06 / 07 / 2013

Muchas gracias a todos! Vuestros comentarios están sirviendo de mucho a estudiantes que me están dando las gracias por vuestras colaboración. Todos los comentarios son excepcionales y aportan diferentes visiones y opciones para todos. Mi opinión en breve. Un abrazo

06 / 07 / 2013

Estimado Carlos,

Según mi experiencia, no puede o debe existir una única respuesta. Dependerá de muchas variables, como por ejemplo de tu vocación, de si durante la carrera has averiguado a qué campo del Derecho dedicarte, de recursos económicos y de la oferta de masters que exista en tu ciudad, entre otros tantos.

Puede ser tan beneficioso cursar un master recién acabada la carrera, como hacer prácticas en un despacho para conocer como es la realidad del ejercicio, y verificar que es lo tuyo.

Lo que si que creo que es imprescindible antes que nada es saber si quieres ejercer, no se parece a nada que te digan en la facultad, y normalmente o te engancha o no te gusta nada, en mi caso tenía claro que quería ejercer.

Si te gusta ejercer, llegarás a ejercer, encontrarás el camino. Yo no tenía posibilidades para hacer un master (tiempo + dinero), y opté por montar una empresa (asesoría) relacionada con el mundillo legal, en un campo que sí que dominaba por un anterior trabajo (derecho registral), una vez con esto en marcha, y simultaneado con un trabajo en un banco, comencé a ejercer (previo mínimo periodo de prácticas) con un compañero de la universidad.

A día de hoy, mi empresa sigue en marcha, mejorando resultados ejercicio a ejercicio, y yo sigo ejerciendo, la formación la he ido complementando a medida que iba ejerciendo.

Por esta experiencia entiendo que lo mejor es saber hacia dónde queremos dirigir nuestra carrera, y no tanto cuando, la paciencia termina dando frutos.

Gracias por compartir este debate.

@R_Gamez

06 / 07 / 2013

Me da miedo comentar, dado que puedo decir como salí yo de la carrera, no sé como se sale ahora, supongo que parecido, con una formación teórica alejada de la práctica y con carencias que entiendo fundamentales en cualquier ejercicio profesional. Como otros comentarios se han extendido en algunas cuestiones, lanzo solo algunas ideas y dejo abajo un enlace a una entrada que escribi en mi blog, donde cuento mi experiencia personal al salir de la carrera y como acabe de abogado por si al alguien le sirve.

Lo primero, indiferentemente a que hayas acabado o sigas estudiando la carrera, complementa tu formacion en algunos aspectos que señalo ahora si no te lo estan enseñando

- idiomas
- aspectos relacionados con la gestion de empresa, fundamentalmente marketing
- negociación
- habilidades relacionadas con la mediación

Hay cosas que no te enseñan en la carrera y que si vas a ejercer una profesión es conveniente saber. También en el desarrollo profesional es importante tener contactos y saberselos generar, con lo cual es algo que el estudiante también debe realizar.

En relación a lo que yo sé, el ejercicio de la abogacía. Debe ser algo vocacional y debe conocerse lo que supone de verdad la abogacía. recomiendo que hagan prácticas en algún despacho pequeño, de los que suponen la verdadera realidad del ejercicio de la abogacía y la gran mayoría de abogados ejercientes. Que le tomen el pulso, que vean los sinsabores que supone, los buenos y los malos ratos.

Si una vez vista esa realidad durante unos meses quiere avanzar su vida por ahí, antes de estudiar un master, planificar su desarrollo profesional por aquel ambito del derecho que más le guste. Que estudie además como está el mercado en ese campo, si hay demanda de esos profesionales o no, si piensa que con lo que ha visto que supone tener su propio despacho, va a poder prosperar con su esfuerzo y determinación. Y valoradas todas las circunstancias, en ese caso, un master especializado en esa rama del derecho.

Y dejo la entrada a que hacía mención

http://alfredoherranz.blogspot.com.es/2013/05/emprendimiento-frivolo.html

06 / 07 / 2013

Si el estudiante ha descartado opositar y quiere ejercer como abogado, creo que lo que tiene que hacer en el último año de carrera es buscar un despacho multidisciplinar en el que pueda realizar las prácticas en varios departamentos para así poder decidir que especialidad le gusta más. Creo que 6 meses en un despacho enseñan más que un master de 2 años. Debe también formarse en idiomas y marketing. Y después, cuando ya ha podido decidirse por una especialidad podrá formarse en la misma.

06 / 07 / 2013

Me lo preguntan alumnos muchas veces y en realidad sólo hay una forma que sin ningún género de dudas es beneficiosa que es la de entrar en despachos y practicar a través de “la práctica”. Una semana trabajando equivale a 2 masters especializados. El problema reside en la difícil inserción laboral (sea en la fórmula que sea, en ocasiones de pasantía) puesto que no hay dónde ir. Las estructuras de despacho no pueden absorber a todos los graduados.

Si no es posible entrar a aprender de la mano de quien ya tiene experiencia, entonces aparecen los programas especializados en los que se debería buscar siempre dos objetivos: O bien estudiar algo muy concreto o especializado para generar “valor añadido” o bien buscar programas que efectivamente sirvan de trampolín para entrar en despachos (esta finalidad de los programas es bastante cutre, pero es la realidad: estudiar para tener vía de entrada en despachos).

Lo importante es que lo que se enseña en programas académicos de posgrado en teoría se puede aprender de otras formas (práctica, autoaprendizaje, etc.), pero difícilmente se puede aprender el oficio en un programa académico.

Ante la duda sobre qué hacer: irse de viaje un año alrededor del mundo, total van a cambiar el Código Penal 14 veces…

06 / 07 / 2013

Mañana jueves 11 de julio a las 19:30 horas tendrá lugar en el salón de actos del ICAM una mesa redonda titulada “Los retos de la abogacía joven en el acceso al mundo laboral” organizada desde Abogados Jóvenes 2.o. Aquí les dejo el enlace a la web del evento.

http://abogadosjovenes.wordpress.com/2013/07/10/los-retos-de-la-abogacia-joven-en-el-acceso-al-mundo-laboral/

06 / 07 / 2013

Mis recomendaciones son varias: estudiar idiomas (si es posible ir al extranjero a trabajar, estudiar o hacer prácticas), complementar los estudios de derecho con estudios de empresa (contabilidad, finanzas, fiscal,…), crear una marca propia ( cada vez más los clientes eligen a los abogados por sus conocimientos y no a los despachos), marketing y uso de las tecnologías, crear una red de contactos- uso de las redes sociales,.. Y sobretodo antes de realizar estudios especializados ( Masters etc,..) empezar a trabajar hasta encontrar la especialización que más guste. Si con el paso de los años se descubre que el ejercicio de la abogacia no es una vocación, reinventarse!

06 / 07 / 2013

Mis recomendaciones son varias: estudiar idiomas (si es posible ir al extranjero a trabajar, estudiar o hacer prácticas), complementar los estudios de derecho con estudios de empresa (contabilidad, finanzas, fiscal,…), crear una marca propia ( cada vez más los clientes eligen a los abogados por sus conocimientos y no a los despachos), marketing y uso de las tecnologías, crear una red de contactos- uso de las redes sociales,.. Y sobretodo antes de realizar estudios especializados ( Masters etc,..) empezar a trabajar hasta encontrar la especialización que más guste. Si con el paso de los años se descubre que el ejercicio de la abogacia no es una vocación, reinventarse!

06 / 07 / 2013

Creo que lo más importante que debéis saber es que los Masters no sirven para nada, sólo para desperdiciar muchísimo dinero, título que al final quedará muy bonito colgado de vuestro despacho. Más importante que todo eso es aprender un oficio, ¿cómo? trabajando. Los primeros años de pasante/becario os van a explotar, os van a pagar 4€ y encima deberéis estar agradecidos porque os están enseñando cuando en realidad seréis vosotros los que a raíz de estudiar los casos aprenderéis, nadie os enseñará nada. Consejo: no tardéis más de 2 años en montar vuestro despacho y vivir vuestra vida. Saludos

06 / 07 / 2013

Yo también soy uno de esos alumnos de 3o de grado que le escribió a Carlos en búsqueda de orientación. Es genial ver que los consejos e ideas vienen de muchos más individuos.
Yo pretendo ejercer la profesión de abogado para lo cual debo dar un paso importante dentro de poco tiempo: abandonar mi trabajo actual que me resulta insatisfactorio y poco ilusionante. Es un riesgo que asumo encantado y con entusiasmo.Ahora bien, no puedo eternizar mi etapa de estudiante. Estoy interesado en la rama penal del derecho, que no es precisamente la más popular por ser la más lucrativa y me planteo el compaginar el máster de acceso a la abogacía con un curso de práctica jurídica penal, que es eminentemente práctico.
Afortunadamente, este último curso del grado tendré la oportunidad de trabajar en un despacho, aunque todavía no me han confirmado dónde, espero que sea alguno de los 4 que he seleccionado como preferidos. Entre ellos el primero, que aunque abarca varias ramas del derecho, es fuerte en derecho penal, el segundo se especializa en derecho marítimo y aéreo, luego esta Cuatrecasas, y por último el órgano consultivo de la Comunidad de Madrid. La oferta como se ve es diversa, pero espero que me de la oportunidad de plantearme bien si mi plan inicial es adecuado. Por otro lado estarán los seis meses de práctica del máster de acceso a la profesión.
Todo esto para que posteriormente pueda incorporarme a un equipo, obtener trabajo y experiencia y, como leí, en un comentario anterior, en un plazo no superior a dos años, montar mi propio negocio y vivir la vida a mi manera.

Gracias Carlos por abrir esta línea. Saludos, y mucho éxito a todos.

06 / 07 / 2013

Un par de semanas después de lo prometido (con una mudanza de por medio que utilizo como excusa por el retraso, comento mi visión sobre el tema, partiendo, por supuesto, de que no hay una solución correcta)

Simplemente, compartir algunos pensamientos que han rondado por mi cabeza últimamente.

Yo soy estudiante de último curso de la doble licenciatura (ADE y Derecho) de Granada, que es una ciudad bastante pequeña.

¿Esto qué supone (lo de la ciudad pequeña)?
Pues que encontrar oportunidades laborales siempre es más difícil que en las grandes ciudades o en aquellas con más actividad.
[Aquí la actividad principal es ver cómo cierran los negocios (eh! eso es una salida profesional?]

El caso es que en cualquier otro sitio es más fácil encontrar oportunidades laborales para ir empezando a conocer ese mundo del derecho (y todos los campos que éste abarca) desde la perspectiva práctica.

Y en esa idea de ampliar tu propio mundo, adquiere cada vez más importancia tener experiencia internacional. Estamos en un mundo cada vez más relacionado independientemente de la distancia.

Todos los comentarios anteriores destacan la importancia de los idiomas…y así es. Los idiomas y tener experiencias en el extranjero es lo más positivo que puede encontrar una persona que empieza a introducirse en lo profesional, al menos en esta época.

Sobre la formación, pues está claro que cuanta mejor formación, siempre será mejor.

Pero creo que es un paso previo ampliar el campo de visión que se tiene tras salir de varios años de carrera; aún hay demasiadas cosas que descubrir, del mundo y de uno mismo, y eso me recuerda la importancia de lo que el señor Francisco Bonatti recuerda en su comentario (número 2) INVERTIR EN EL CONOCIMIENTO SOBRE UNO MISMO.

Sin olvidar que, independientemente de lo que se decida, uno debe buscar el camino que pueda hacerle feliz.

Un saludo.
@luisro_berto

06 / 07 / 2013

Veo que algunos comentarios son bastantes optimistas en el sentido de montar un negocio o despacho, supongo que será muy complicado además de haber despachos a patadas y gestorías como competencia ¿no?

Estoy de acuerdo en idiomas, prácticas, que vean que te mueves, aún así…como recien Licenciada en Derecho y buscadora habitual de ofertas, he de decir que cada día salen menos, por lo que esas pasantías se pueden convertir en pasantías eternas, por otro lado, muchas de ellas sin remunerar sobre todo en pequeñas ciudades.

En mi opinión, los que no tengan claro el ejercicio de la abogacía, que busquen bien e investiguen algún “nicho de mercado” en el que se pueda meter, y sobre todo que se pueda tener perspectivas de poder evolucionar internacionalmente hablando, porque todos sabemos que un abogado español emigración cero.

06 / 07 / 2013

Hola soy ecuatoriana, abogada necesito que me ayuden me gustaría tener una sociedad con abogados para hacer como una fundación que tenga renombre y mucha acogida que debo de hacer para comenzar a trabajar ese es un sueño que deseo cumplir.

06 / 07 / 2013

hola como están, feliz navidad y prospero año y felicidad.
espero que me den una buen consejo.

soy economista , termine derecho mi pregunta ¿ en que me puedo especializar o a que me puedo dedicar.

gracias por su buen consejo.

att.

jorge prado

06 / 07 / 2013

hola! estoy en 5to año de la carera de abogacia, y hace poco entre a trabajar en una pasantia en fiscalia de estado, el contrato era por 1 año y medio. termine renunciando por que me parecio muy aburrido, y me frustre mucho. me pagaban bien, pero era mas fuerte que yo el aburrimiento.
ahora necesito el dinero, es recomendable buscar otro trabajo? (auque tarde en recibirme). gracias!

06 / 07 / 2013

Hola buenas tardes, soy abogada egresada desde hace 4 años tengo un año desempleada en lo referente a mi carrera estoy a punto de entrar a una maestría, pero estoy indecisa entre corporativo o penal, penal me apasiona, siempre me ha gustado, pero tengo temor de no encontrar trabajo en dicha área, ya que por lo regular hay mas demandas en el campo corporativo que en penal no se si alguien pueda ayudarme gracias

06 / 07 / 2013

Me licencié en 2012, después de eso realicé un master viendo que no me salía nada. Tras año y medio jamás he tenido una entrevista de trabajo relacionado con Derecho y a pesar de haber llevado mi CV a todas las asesorías de mi ciudad para realizar prácticas, ninguna me ha llamado.

Mi mayor consejo es que si no tenéis a nadie que os pueda enchufar en algún despacho y no vivís en Madrid, buscad otra carrera. Tampoco perdáis el tiempo en Infojobs y similares, no se leen ni el CV.

06 / 07 / 2013

Alternativa 1: Recordar cualquier afrenta a su persona, su familia o su comunidad y ir a juicio contra el causante.
Alternativa 2: Buscar una startup cuya misión les interese y ayudarla legalmente a cambio de participaciones si consigues objetivos.

Todo lo demás es no confiar en ti mismo.

[…] de casi 9 meses desde que escribí este post sobre “qué hacer después de acabar la carrera de derecho”, creo que ha llegado el momento de dar mi opinión. Después de esto meses , más de 30 comentarios […]

06 / 07 / 2013

Soy un estudiante de derecho.. Que ne recomiendan?

06 / 07 / 2013

No sé si esta es la página adecuada para intentar resolver mis dudas, pero bueno: estoy haciendo la carrera de Relaciones Laborales y Recursos Humanos, y me gustaría ser abogada laboralista. El problema es que no sé qué debo hacer para, una vez acabada la carrera, poder ejercer el papel de abogada laboralista. No sé si además de la carrera que estoy haciendo tengo que especializarme en otra cosa concreta o simplemente con mi título ya puedo ejercer el trabajo.
¿Alguien que pueda ayudarme?
¡Muchas gracias!

Deje un comentario

* Nombre, Email y Comentario son campos obligatorios

Carlos Guerrero

Social Links

Suscripción por E-mail

Enter your email address:

FaceBook

Twitter: guerrerocg

Categorías